¿Qué ofrece el Colegio ANDOLINA?

  • Colegio pequeño y cálido: por la concepción de los espacios y el uso de materiales como la madera para los suelos. El mobiliario está adaptado a la medida de los niños, y se han distribuido los ambientes a fin de facilitar el bienestar, la concentración y el aprendizaje de los alumos/as.
Colegio Andolina. Mesas en la mediateca.

  • Relaciones cercanas y de confianza: los acompañantes y los niños se llaman por el nombre y las relaciones son de gran familiaridad, lo que no excluye el respeto mutuo. La familia tiene acceso al colegio con facilidad y la comunicación con el profesorado es continua y cercana.
  • Atención individualizada: respetando los ritmos de aprendizaje y prestando especial atención a la detección precoz de problemas. Ratio de unos 15 alumnos por profesor.
  • Metodología innovadora y única en Asturias: nos nutrimos de numerosas fuentes de la pedagogía y la psicología que aplican la flexibilidad y el respeto por los ritmos de aprendizaje de cada niño para lograr personas capaces de enfrentarse a los nuevos retos del siglo XXI, que suponen grandes dosis de creatividad, de comprensión de la realidad, de impulsar las propias capacidades y la autonomía personal, de modificar la realidad con los propios recursos, de tener un criterio propio y saberlo defender…
  • Profesorado en continua formación y totalmente involucrado en el proyecto: reflexivo y que aprende de la propia experiencia, lo que permite un proyecto vivo y que mejora con el tiempo. Ofrecen a los niños un modelo de respeto y cooperación ideal. El profesorado es mediador y facilitador de la construcción del aprendizaje por parte del alumno sin dirigirlo. Acompaña, observa, recoge informes de cada evolución individual, conjuga los intereses e inquietudes de los niños con los objetivos del currículo, está disponible y atento.
  • Material didáctico: es material manipulable, especialmente diseñado para cubrir las necesidades de aprendizaje de cada etapa de desarrollo y por tanto, todos los materiales tienen un objeto de aprendizaje específico. Son autocorrectivos, de manera que cada tarea no puede completarse correctamente sin que el niño se dé cuenta de los errores y los aciertos por sí mismo, no obstante siempre habrá un acompañante al que poder preguntar dudas o cuestiones que inquieten al pequeño.
Colegio Andolina. Material didáctico.

  • Agrupamientos: para nosotros este es un tema de especial relevancia ya que compartir el mismo espacio por niños de diferentes edades da unas posibilidades únicas de crecimiento personal y la mejor forma de aprender según los ritmos individuales. De tal forma que el alumno que necesita ir sedimentando los conocimientos de una forma más pausada tendrá oportunidad de hacerlo sin quedarse “descolgado” y por el contrario, los alumnos que sean capaces de ir a un ritmo superior podrán hacerlo sin limitaciones. Los agrupamientos del alumnado se realizan por ciclos: dos grupos de 3 a 6 años (segundo ciclo de infantil); un grupo para el primer ciclo de primaria (6 y 7 años); un grupo para el segundo ciclo de primaria (8 y 9 años) y otro grupo para el tercer ciclo de primaria (10 y 11 años).
  • Proyectos: nacen de la necesidad de aprendizaje de uno o varios niños. Son motivo de proyecto cualquier tema, disciplina o actividad que despierte la curiosidad del niño y por tanto cree en él una inquietud. En ocasiones es el acompañante quien sugiere el proyecto pero muchas otras veces surge del propio alumno o del grupo.
  • Talleres: los acompañantes preparan un taller específico (música, psicomotricidad, idioma, arte, historia, deporte, filosofía, cocina, barro, teatro, etc).  Son talleres dirigidos con una duración determinada y con unos objetivos concretos. Se plantean en un horario fijo a lo largo de la semana. La temática de los talleres dependerá de los gustos e inquietudes que muestren los pequeños, de manera que ellos mismos puedan proponer temas. La participación en los talleres es totalmente voluntaria, aunque cuando un niño decide acudir debe asumir una serie de compromisos con el taller, que serán específicos de cada uno (no abandonar el taller o el espacio donde se está realizando...)
  • Salidas: se hacen grupales y con frecuencia habitual. Se programan salidas a centros de trabajo (fábrica, radio, televisión, almacén, carpintería…) donde surgirán focos de interés que llevar a la escuela para seguir aprendiendo (trabajos de investigación, proyectos grupales,…). Además, la privilegiada situación del centro hace posible el contacto directo con la naturaleza y, por lo tanto, propicia las excursiones y paseos por el medio natural que nos rodea.
  • Visitas: al colegio acuden asiduamente profesionales para mostrar y explicar en qué consiste su trabajo y compartirlo con el alumnado. A partir de esta experiencia se trata de seguir aprendiendo diferentes áreas del currículo, además de proporcionar experiencias y vivencias que enriquezcan a los niños y despierten en ellos nuevas inquietudes.